Adal Psicólogos
  • PONENCIA SOBRE CIBERACOSO
  • 0720
PONENCIA SOBRE CIBERACOSO
En Artículos de Psicología En el Artículo No hay comentarios Autor Adal-Psicologos

Podemos definir el Ciberacoso como el uso y difusión de información real o ficticia con ánimo lesivo o difamatorio.

Son comportamientos realizados por un individuo o grupo que se repiten en el tiempo, que implica un desequilibrio de poder físico, psicológico o social que deja a la victima indefensa.

En definitiva es una forma de acoso que implica el uso de teléfonos móviles, internet u otras tecnologías.

El ciberacoso es una forma de violencia de especial complejidad por la publicidad y exposición de la  víctima y la impunidad que el anonimato del uso de internet otorga al agresor o agresores.

Asociado tanto al acoso como al ciberacoso esta la denominada “ley del silencio” por la que el resto de los niños y niñas no denuncian esta situación por miedo al rechazo social que pueda implicar.

Las formas de acoso que se pueden cometer en el ciberacoso son

·      Hostigamiento

·      Exclusión

·      Manipulación

A estos espectadores del acoso los podemos clasificar en 4 grupos

·      El reforzador del agresor. Que estimula la agresión

·      El ayudante del agresor que suele ser su amigo y le apoya

·      El defensor de la victima que intenta ayudarle a salir de la victimización

·      Las personas que se mantienen con total indiferencia

Los niños y niñas que muestran conductas de agresión, tienden a tener baja autoestima, es decir un concepto poco realista o pobre de sí mismos.

Tienen menor empatía tanto cognitiva como afectiva. Entendiendo la empatía cognitiva como el proceso de comprender el punto de vista del otro  y empatía afectiva que implica una respuesta emocional de quien observa el estado afectivo de otras personas.

Es una habilidad fundamental para reconocer los estados anímicos de quien nos rodea.

El carecer de esta habilidad implica no anticipar, ni asumir ni sufrir con las consecuencias que puedan tener nuestros actos en las victimas y es un síntoma de inmadurez afectiva.

También suelen tener déficit en Habilidades Sociales  tanto comunicativas como asertivas que permiten expresar sentimientos opiniones y pensamientos en el momento oportuno, de una forma adecuada respetando los derechos de los demás y sus opiniones por mucho que sean distintas a las nuestras.

Por último la falta de habilidad en la resolución de conflictos es decir, la capacidad de abordar y resolver situaciones en las que dos o más personas entran en oposición o desacuerdo.

Cualquier niño o niña puede ser víctima de ciberacoso, las características diferenciales aparecen cuando son acosados, disminuye la confianza en sí mismos, su autoestima baja y en muchos casos presentan una marcada disminución en su rendimiento escolar y empiezan a evitar  participar en actividades escolares.

El riesgo más importante o grave de sufrir este tipo de violencia es que pueda afectar de manera grave a su salud mental y física, pueden mostrarse depresivos. Tener problemas para comer o dormir, quejarse de malestar físico como dolores de cabeza o de estomago.

Ciberacoso Patricia Alonso ICAM

¿Cuáles son los motivos según las victimas?

Las victimas consideran que han sido acosadas o por su aspecto físico o porque les tenían manía o por su orientación sexual, cultural o religión.

Los agresores  no saben o no reconocen que es lo que determina su comportamiento y en muchos casos declaran que lo que querían es gastar una broma

Tenemos que ser conscientes que tanto el acosado como el acosador son menores, y debemos proteger a ambos, el que lo está pasando mal requiere apoyo y no desprecio, el que denuncia una situación de acoso es un valiente, que contribuye a que cese este comportamiento y previene aquellas que puedan surgir en un futuro

Con respecto al acosador son más efectivas las medidas restauradoras de las relaciones personales, más que medidas disciplinarias y de castigo. Debemos  proponer al acosador, con apoyo del acosado, el compromiso del cese del acoso, la restitución del daño y la petición de perdón al acosado. En estos casos es muy importante que toda la comunidad educativa se implique y se compruebe que realmente el compromiso se está cumpliendo.

Psicologa Patricia Alonso

 

¿Cómo afrontan la victimas el acoso?

La mayor par te de las veces se enfrentan al acoso con estrategias adecuadas, como puede ser buscar soluciones, pedir ayuda pero en otras pueden utilizar estrategias menos adaptativas y más patológicas como resignarse o tomar drogas.

Las respuestas más comunes de las víctimas se pueden clasificar en 5 bloques:

1.    Pedir ayuda y buscar soluciones

2.    Gestión interna de la situación, el niño o la niña piensan en otra cosa o piensan de manera positiva en que pronto acabará el acoso.

3.    Reevaluación de la situación, la victima intenta observar lo sucedido desde un punto de vista positivo y lo intenta ver con sentido del humor

4.    La victima hace frente a la situación haciendo lo mismo que el agresor y o tomando sustancias

5.    La victima evita el problema dejando de hacer uso de la tecnología.

Los  chicos y las chicas suelen reaccionar distinto ante situaciones de acoso. Ellas suelen buscar ayuda o gestionar la situación internamente mientras que ellos buscan verlo de otra manera, reevaluar la situación o se enfrentan a ella también con violencia.

 

PREVENCIÓN

La prevención para los casos de ciberacoso pasa por el aprendizaje exhaustivo tanto del manejo de las nuevas tecnologías y sus riesgos como del concepto de civismo y la ética asociado a la comunicación digital

Es importante que la prevención empiece en el centro escolar en unión con las familias:

Establecimiento de códigos de conducta online y hábitos de buenas practicas

Información y formación del profesorado, familia y alumnado, sobre la correcta gestión de emociones en el espacio virtual

Hablar, escenificar y debatir la naturaleza, riesgos, gestión y consecuencias de estos casos, mediante historias reales, en el transcurso escolar, entre el alumnado y el profesorado

Contar con estructuras estables que se encarguen de ayudar a los niños que pueden estar siendo victimas de acoso, tanto adultos como iguales de referencia capacitados para ayudar a gestionar estos casos

Establecer pautas educativas de reacción, que hacer y que no hacer, en caso de que esto suceda, tanto por parte del alumnado como de las familias

La prevención del acoso y el ciberacoso pasa por la educación de nuestros hijos en valores y en la diversidad

Enseñarles a comunicarse de una manera efectiva, expresando sus sentimientos y opiniones, respetando el derecho  de los demás a pensar distinto.

Intentando que aprendan las consecuencias de sus actos y que sean capaces de ponerse en el lugar de la víctima.

Enseñándoles con nuestro ejemplo a ser tolerantes con el resto de las personas sin importar su sexo, su cultura, su religión y su orientación sexual.

 

Deja un comentarioCancelar Respuesta

Loading images...